lunes, 28 de mayo de 2007

UN HIJO ADOPTIVO DEL BARRIO...


¡Hola amigos. Me llamo Enrique Muñoz Abarca y fui conocido como “Kiko cejilla” (autoría del Negro Lalo”).
No fui precisamente de la gloriosa Pedro Montt, pero sí de un sector bastante próximo: Calle Juan Espejo, entre Bascuñan y San Alfonso, lugar que Uds. denominaban “pueblo hundido”, porque el pavimento llegó bastante tarde.

Sin embargo, durante un largo período hice de la Pedro Montt mi barrio. Un tiempo que recuerdo con cariño. Un tiempo de experiencias, de aprendizaje en todo sentido, de sana convivencia, de deportes, de música, de creación, de vivencias políticas y un grupo de pares que valoro y aprecio.

La vida nos pone en diferentes caminos, pero los primeros, cuando fueron intensamente transitados, en algún momento llegarán a juntarse. Digo esto porque, después de toda una vida, hemos tenido el gusto de volver a encontrarnos y darnos una segunda oportunidad de convivencia, cuando venimos de vuelta, cuando todos y cada uno ha acumulado penas y alegrías, triunfos y fracasos. El tiempo, inevitablemente, nos va quitando todo. Pero pareciera que no se reduce, sino crece, el valorar la amistad y el tiempo transcurrido.

Aprecio la linda iniciativa creada por Carlos Fernandois que nos ha permitido una nueva y hermosa forma de contacto.

Mi vida se fue por el lado del arte. Soy, de hecho, profesor de artes plásticas y he ejercido ya casi por cuarenta años. En cuanto a mi labor artística, el dibujo y el grabado son mis lenguajes. También he incursionado en la música y últimamente, de manera formal, en la literatura.
Quiero compartir con Uds. un poema que pertenece a la obra “Santiago Bicentenario”, proyecto poético con el cual tuve la suerte de ganar el fondo concursable en poesía FONDART’2006. El poema se llama “Santiago me ha regalado”.

SANTIAGO ME HA REGALADO
(un brindis por la nostalgia)

Me regalaste Santiago,
el más lindo de los barrios
San Eugenio, ferroviario,
textil, bravo y esforzado,
el zanjón siempre al costado
con su carga maloliente,
a diario hizo presente
la que antes habías sido:
sector rural agredido
por una ciudad creciente.

Juan Espejo, calle soñada
con sus árboles frondosos,
por allí fueron presurosos
con el pito y la llamada
del turno, la muchachada
de la pala y el carbón,
pasaron cual batallón
de los soldados más fieles,
al conjuro de los rieles
y al llamado del vapor.

La niñez se fue desgranando
entre juegos infantiles,
se sumaron los abriles
a la bolita jugando,
trompo, emboque, pichangueando,
pillarse y paco ladrón,
la escondida y con razón
había caras preocupadas,
si partía la muchachada
a jugar en el zanjón.

La tertulia de la tarde,
prolongada hasta la noche,
de la amistad era un broche
(aunque el pelambre está que arde),
y sin hacer mucho alarde,
los varones, con empeño,
van a probar un pipeño
que trajo el viejo'e la pera,
en armonía sincera,
mientras les baja el sueño.

De pronto se vio asomar
la inquietud de adolescencia,
por lo,tanto la inocencia
se empezó a debilitar,
¿Cómo poder evitar
que esa forma sugerente
que aparece de repente
(Y que antes no habías notado),
te deje todo alterado
y con el corazón ardiente?

La esquina, que sin pesares
y sin distinción alguna,
acepta, protege y acuna
los más raros ejemplares:
mitómanos, lanzas, juglares,
filósofos por adicción,
un poeta, otro medio rarón
un grupo que no se quiebra,
el mismo que me celebra
esa primera canción...

Pero enfrentamos caminos
que van con los cuatro vientos
digo, pensando y me aliento
para aceptar el destino.
Apuro un vaso de vino
para el brindis más fecundo
a mi barrio, mi primer mundo,
ahora apenas me conoces,
pero escucho viejas voces
desde tu corazón profundo...

Enrique Muñoz Abarca.

En la foto, Kiko haciendo de las suyas...con Beto Plaza.

4 comentarios:

vherrera dijo...

Que forma de recordarnos ese barrio tan recordado y añorado por la gran mayoria de los que de alla fuimos, con ese poema das justo en el clavo de los recuerdos mas lindos que tenemos del barrio que nos vio, a algunos nacer y a los otros crecer, pero igual fuimos todos del barrio, que mas que acoger a algunos, mas bien abrio sus fronteras, por no decir que las elimino y fuimos el primer barrio sin limites, nos anticipamos a la CE.
Un tremendo abrazo para ti Kiko y para todos los que estamos en esta gran idea de nuestro Gran CARLOS FERNANDOIS, los recuerdo siempre.
Gracias por seguir siendo ustedes mismos.

c.fernandois dijo...

Bueno muchachos, ¡¡¡ es una alegría leer sus comentarios !!!, esto me llama a reflexionar, que aún (a pesar de los años) seguimos siendo los mismos, con esa alegría de vivir y hacer cosas, trabajar en equipo (este blog trata de incorporarlos a todos, todos somos escritores),y una felicitación a Kiko por su poema dedicado a su barrio y calle, además de los conceptos vertidos como enunciado en su presentación.
Y también a tí Titoto, que con tus comentarios, das más impulso para que esto no quede en el olvido y siga llegando a más habitantes de la población, lo bonito que has escrito "más bien abrió sus fronteras" y eso fue precisamente lo que se hizo en esa época,la población a traves de sus instituciones acogió a todos los muchachos que deambulaban por el sector y el Cultural o el Pedro Montt,también el Rosedal, hicieron una buena labor con estos jóvenes, que ahora los hemos vistos, la mayoría con una profesión u oficio, por lo tanto, uno asume que las herramientas recibidas en nuestro barrio, nos han servido en este caminar por la vida.
Otro GRAN ABRAZO amigos y ya nos encontraremos en la reunión anual de la Población Pedro Montt, que se les comunicará anticipadamente.cf

c.fernandois dijo...

En la fotografía adjunta a este artículo, vemos a Kiko con Beto Plaza, en la Estación Central. Listos y dispuestos a pasarlo bien, en la Fisa, se cree que la foto es de los años 60-70 (aquí se tira al boleo, porque nadie recuerda la fecha exacta,gajes de los años...), el Cultural en pleno participó de esa Fisa y por supuesto la ida fué en tren...disfruta Kiko esta primicia...cf

bascuñan pedro montt dijo...

He sentido un gran orgullo al leer tu sentido y gran poema, ademas con mencion del ente calificador,es extremadamente grato tener entre nuestros amigos un vate, que sin duda mas adelante nos dara otra satifaccion con sus creaciones, ya antes lo a hecho al poder asistir a una exposicion de otra de sus artes. Kiko mis congratulaciones. Francisco Muñoz Segura