jueves, 31 de mayo de 2007

LA MARÍA JARA Y EL CENTRO CULTURAL.



La señora María Jara, pertenecía al Centro Cultural Adulto de la Población Pedro Montt, pero como ella tenía un espíritu joven, se incorporó con todos nosotros al Centro Cultural Juvenil, porque ella se sentía una lola y con ganas de aportar a este nuevo grupo, como congeniaba con todo el mundo, daba consejos, aportaba en la chacota, ayudaba en todos los proyectos del Cultural y era la primera que estaba colaborando para los bailes que se hacían en esa época.
Los muchachos que eramos todos buenos para la chacota, hasta le gritabamos... ¡¡¡ Ayayay, señora María !!!, esto gritado con voz de pito y poniendose las manos en la boca, también un poco agachadito (para que no identifiquen al que gritó) y ella contestaba en igual forma para la risa y alegría de nosotros.

Cuando se pensó organizar el Centro Cultural Juvenil, la sra. María puso a disposición del Centro Cultural una pieza al fondo de su casa, y ahí comenzamos a funcionar como grupo más organizado, y todo esto con la venia de su marido Don Lucho, que autorizaba todo lo que la María Jara inventaba para juntar fondos para los jóvenes (bailes, hotdotadas,etc,etc.)
En esta sede pasamos momentos inolvidables, todos deben recordar cuando se jugaba al Mikado (juego con palitos), esas reuniones donde todos alguna vez presidimos la sesión y así aprendimos a dominar nuestra timidez y manejar una asamblea de socios.
También recordaremos esas Pascuas y Año Nuevo, cuando entrabamos por la puerta principal de la casa de la sra. María, donde nos daba ponche de culén y salíamos por la cocina para la sede del Centro Cultural, se dice que se hacían dos ollas gigantescas de ponche de culén...
En otra oportunidad, el Beto Plaza y Carlos Fernandois, tomaron los títeres y comenzaron a manipularlos dando una función a los socios que estaban en la sede,como el escenario era improvisado,(se ocupó un letrero grande que teníamos para anunciar las actividades del Centro)estando Beto Y Carlos detrás del letrero, no podían ver que pasaba con los oyentes y estuvieron como media hora solos, ya que Andrés Moraga de acuerdo con la sra. María , sacó a todos los espectadores de esta función de titeres por la cocina y se fueron a jugar al pasaje... Beto y Carlos, ¡¡¡ felices dando la función inventada de títeres!!! (esto de inventada era porque se comentaba todos los chismes, rumores, y tonteras que hacian los socios dentro del Cultural).
Muchos de los muchachos están agradecidos de la sra. María, ya que fue una consejera en los momentos en que ellos creían que no había solución para su problema...sea este amoroso, financiero, esotérico, platenario...¡¡¡lo que fuera !!!, la sra. María buscaba la solución (mejor que Zulma).
Grande persona fue la María Jara, sin su aporte entusiasta para estar con los jóvenes y levantar el ánimo en los momentos precisos, el Centro Juvenil habría decaído y además que no tendríamos sede donde funcionar.
Un homenaje a una dueña de casa que supo situarse en una época en que el país y su juventud ,se consideró dueña de su destino y nos creiamos lo mejor de lo mejor, porque en esos tiempos sentíamos que nos tomaban en cuenta y nos daban responsabilidades, que nosotros (algunos eran niños), la tomabamos y tratabamos de cumplirlas.
Un saludo a todos nuestros amigos del Centro Cultural, y espero que este recuerdo de la María Jara, lleve a sus mentes las conversaciones que tenían con ella y la alegría que nos brindaba en todo momento...

3 comentarios:

bascuñan pedro montt dijo...

Grande la señora Maria, la recuerdo como una de las pocas personas de buena calidad.

CHISPA dijo...

UNA BELLA PERSONA FUE LA SENORA MARIA LA RECUERDO CON MUCHO CARINO

c.fernandois dijo...

Pancho y Chispa: era la idea de escribir, de las personas que en esos tiempos, nos ayudaban o aconsejaban a nosotros los jóvenes. Además que hay que recordar que también nos agarraba para la chacota. Un saludo.