domingo, 4 de diciembre de 2016

Nuestros Obituarios en la página del Barrio.




Mis amigos, como ustedes saben, el blog Población Pedro Montt, es una instancia familiar entre todos los pobladores de nuestro barrio, y acá se estableció hacer un recuerdo de nuestros seres queridos, cuando nos dejan (acá agradezco a Jorge Espinoza, el hacer estos Obituarios, ya que el los comenzó...), pero aclaramos que según mi forma de pensar en esto, que las personas "no mueren", solo lo hacen cuando uno no las recuerda, y ellas estarán siempre presentes en la sonrisa de un niño o niña (sus nietos), en un gesto de la hija, en su modo de caminar, y como me pasó a mi, en un estofado servido en mi casa, que recordé a mi abuelita Elvira, que tenía el mismo sabor, olor, etc.de los estofados que hacía, que me transportó y traje a mi abuelita a mi mesa...así disfrutamos de este rico estofado juntos, recordando esos mates, nueces, ulpos que nos entregaba cuando niños, con mis primos Patricia y Lolo, en calle Las Azucenas 1933 de la Población Pedro Montt.



 


Para mayor información de lo que explico acá, vean una película infantil (tengo nietas y con ellas tengo que ver estas películas), titulada "El Libro de la Vida", que llegó para ratificar mi forma de pensar cuando nuestros familiares, ya no están con nosotros. En esto los mexicanos, entregan muchos estímulos para que nuestros muertos siempre estén con nosotros...

Al final de este escrito, pondré un video para entender un poco más de esto...

En relación a los Obituarios, agregaré este correo entregado por Luis Espinoza, amigo del barrio, vivía en calle 5 Los Tulipanes, compañero de colegio en esos años 1950, que no lo transcribí en su momento, es del 6 de enero de 2016, pero hoy lo publico para nosotros y agradeciendo a Luis, esta confianza de entregarnos este testimonio de su madre y abuela de sus hijas. Va para ustedes su testimonio...

Queridos amigos y familiares,

Tal como ya habia anunciado en otros mensajes, mi amada madre, Eliana E. Ramirez de Espinoza, fallecio el miercoles, 30 de diciembre, 2015 en la ciudad de Orem, Utah.
Ella tenia 90 años y su deceso se debio a complicaciones relacionadas con la cirugia del 9 de octubre y su avanzada edad.

Su muerte fue silenciosa y llena de paz. Como algunos de uds. ya sabe, ella estaba un tanto cansada de su condicion fisica, pero no de su condicion emocional. Hasta la ultima semana de diciembre ella podia comunicarse en voz muy baja y debil, preguntando por amigos y familiares y tratando de recordar viejos tiempos y viejas amistades. Por causa que yo estaba en casa con con un severo catarro, no estuve a su lado a la ultima hora de su  partida. Mi hija, Kerina compartio con ella algunos minutos antes de su fallecimiento. 

Fue  para mi una hermosa labor de cariño haberla cuidado por los ultimos tres años. Mi cansancio este verano  pasado era dulce y de gran satisfacion. Mi madre merecia toda mi atencion por todo lo que ella hizo  por mi. Mi hija Kerina y mi hermana Cecilia ayudaron en el proceso de cuidado pre y post operatorio. Como resultado de este cuidado, se hizo una rutina para mi salir de casa e ir a su casa para preparar su comida y ayudar a sacarla a dar una vuelta, ir al medico o simplemte sentarnos en las tardes a regar el jardin. Durante este tiempo pudimos rememorar todos los años de Chile y nuestra estadia en Estados Unidos. Fue un bello y hermoso verano. Ahora esa rutina se ha interrumpido y me siento vacio y solo sin mi hermosa madre. Es una bella bendicion del Señor tener conmigo a mis hijos Luis y Kerina y a mis amadas hermanas Nelly y Cecilia, quienes a traves de la comunicacion telefonica me alentaron a seguir y me dieron palabras de consuelo. Nuestra familia es una gran bendicion y nuestros lazos son mas fuertes que la muerte.

¿Como se le dice adios a una  madre tan bella como mi madre? No hay palabras, no hay voces, ni cantos, ni suficientes lagrimas para regar su tumba.
Solo decir: Madre te amare por la eternidad y tu amor permancera en mi corazon mas alla de la tumba. 

El jueves 7 de enero, en lo que se pronostica sera una fria tarde de invierno, la llevaremos al campo santo y la dejaremos que descanse al lado de mi padre y muy creca de su madre, mi abuelita Raquel; pero algo distante de mi querida esposa, Cleria Amalia. Todo terminara a las 2:00 p.m. Por la tarde, todos los familiares se iran y los amigos retornaran a casa y nosotros, Kerina, Cecilia y yo quedaremos solos frente a la tumba de nuestra madre y abuelita. Asi es el camino de la vida. Arduo, dificil, lleno de desafios y tambien alegrias y oportunidades.

Gracias a todos uds. que ofrecieron sus oraciones y buenos deseos para nosotros y especialmente mi madre.

Que el Señor les sonria y que ponga paz en sus rostros,

Lucho Espinoza
Kerina Espionoza

Nota de este Editor: Te acompañamos Luis y Kerina en esta pérdida, pero también traemos nuevamente acá a la madre y abuela Sra.Eliana, para recordarla, cuando estuvo con nosotros, disfrutando de la vida y apoyando a sus hijos. Cariños para ustedes.

Y va nuestro video, para todos ustedes...



No hay comentarios: