miércoles, 27 de agosto de 2008

La plaza Yarur y sus comerciantes. La zapatería y la verdulería.


Esta vez hablaremos de Don Manuel, el zapatero que nos arreglaba todos los zapatos nuestros, con media suela y taco, o tapilla para los zapatos de nuestras madres, zapatos de taco aguja de esos tiempos 1950 y tantos.

Don Manuel Contreras, es el padre de Carlos, Pedro (Toño) y la Beni, vivían en la calle 5 Los Tulipanes, y ahí nos juntabamos todos en las esquinas a charlar de los clubes de nuestro barrio.

Carlos era jugador del club Huracán, pero decían las malas lenguas que era más malo que el "Moco Zorro" y el "Cabeza de dado " juntos.
Cómo sería de malo, que estos 2 jugadores ¡¡ nunca jugaron !!, eran los reservas eternos del Club Huracán, solo salvaban los W.O.

Pero estamos con el papá de Toño, que es quién nos entregó esta fotografía de su padre.
El negro Lalo, en un comentario al pasar (mirando la foto), dijo: " este viejo sacaba dos entradas al cine de la Parroquia, porque zapatero paga doble..."
No sabíamos si reirnos o echarle una talla por lo fome, pero también conversando con Rubén el nieto de la señora María de la Plaza Yarur, quién atendía la verdulería, nos cuenta otra anécdota con nuestro amigo don Manuel, el zapatero (que en realidad su negocio era "reparadora de calzado").

La historia es que Rubén (Shangai, para ponernos a tono con las Olimpíadas), era un niño muy travieso, siempre los lolos de esos tiempos (y a lo mejor los de ahora también), no teníamos mucho dinero para nuestros gastos, por lo tanto, debíamos ingeniar alguna forma para obtenerlo.
Rubencito, cuando le ayudaba a su abuela a atender su negocio, era porque necesitaba algunas monedas para sus gastos, y se ponía asear la bodega que quedaba en el patio del negocio, en el aseo de repente tiraba dos tarros de duraznos en conserva, para el patio de la zapatería de don Manuel.
Al rato, cuando terminaba el aseo, passba por la zapatería de don Manuel y le decía- "Don Manuel, ¿ a usted le gustan los duraznos al jugo ?"... " ¡¡ claro pues niño !!, le respondía don Manuel. Y Rubén le decía...- "voy a pasar al baño, don Manuel", y de ahí pasaba al patio, recogiendo los tarros, que don Manuel se los pagaba al precio oficial que los vendían en la verdulería.

Otra de Rubencito. En el tiempo de las sandías, su abuela la señora María y su mamá la señora Olga, atendían el negocio y Rubén se ofrecía para cuidar las sandías, para que los "malandrines" del barrio no se llevaran alguna ( las ponían hasta la vereda).
Rubén se ponía delante del negocio en una esquina, para el lado del zapatero, nosotros los amigos de Rubén escondidos en la puerta del departamento de Las Abuelitas, que quedaba en el 2º piso.
Shangai, que sabía de fútbol, le pegaba un "taquito" a una sandía(para nuestro lado), nosotros la "apañabamos" y comíamos sandía toda la tarde.

Estos recuerdos, solo por hacernos llegar una foto de don Manuel Contreras, el zapatero como le decíamos, hacen volver a nuestra niñez y recordar los momentos en que eramos unos niños felices y alegres, y muy amigos.
Un saludo a toda la Familia Contreras y a la Familia Vasquez, que en sus negocios, donde eran los comerciantes del barrio, fueron nuestros vecinos y los colaboradores de nuestras familias, que cuando no teníamos para pagar de inmediato, nos fiaban hasta el próximo pago.

¡¡ Capaz que Rubencito ande por ahí cobrando esas deudas impagas de la verdulería !!

En la foto, don Manuel en su zapatería.

2 comentarios:

Conny dijo...

Falta mencionar entre los hijos de Manuel Contreras el cual es mi bisabuelo a Manuel Contreras Arriaga (hijo). Saludos Constanza Contreras

c.fernandois dijo...

Conny, ya con los años no recordaba a Manuel, a lo mejor no nacía cuando yo andaba por la calle 5, o estaba muy pequeño, si recuerdo a Carlos, Beny,Pedro. Saludos,cf